Las perforaciones petroleras causan más terremotos en el mundo

Son los malos de la película. Su consumo es el culpable de muchos de los problemas ambientales que hoy afectan al planeta. Y ahora suman una nueva acusación: las exploraciones petroleras podrían tener influencia en los temblores terrestres.

Así se planteó en un encuentro en que un investigador uruguayo, Luis Seguessa, dio en Buenos Aires la semana pasada. Según él, que preside la Fundación Códigos, “existe una relación directa entre las miles de perforaciones diarias que se realizan en el mundo para extraer el oro negro y los movimientos sísmicos que se registran en el planeta”. Hoy científicos de la Sociedad Sismológica Estadounidense llegan a la misma conclusión, aunque el Departamento del Interior de USA sostiene que “aún no hay pruebas contundentes para confirmarlo“.

En el servicio Nacional de Geología (USGS) se difundió un estudio que indica que los sismos sobre una magnitud de 3 grados en la escala Richter en Estados Unidos aumentaron seis veces en 2011 respecto a los años del siglo XX, y señalan que una de las causas es la actividad del petróleo y gas realizada recientemente por el hombre.

Ellos informan que estudiaron las bases de datos que existen desde 1970, especialmente en regiones donde hay un aumento de la producción. “Los estudios del USGS nos sugieren que el fracturamiento hidráulico, conocido comúnmente como “fracking”, hace que aumente la tasa de los terremotos”.

Científicos del USGS han encontrado, sin embargo, que en algunos lugares el aumento de la sismicidad coincide con la inyección de aguas residuales en profundos pozos de eliminación”. Las aguas residuales a las que se refieren son los subproductos de la producción de petróleo y de gas natural que también se da en los yacimientos de carbón.

Los terremotos siempre existieron pero no en la cantidad y la intensidad de los últimos años. Esto se debe a los grandes ahuecamientos que hace la industria petrolera para alimentar a la flota automotora mundial que hoy asciende a 900 millones de autos. Se trata de varias hectáreas cúbicas diarias de ahuecamientos en todo el planeta y la continua fuerza de gravedad al intentar reacomodar las placas provoca temblores en sus conjunciones”, indicó Seguessa.

Uno de los efectos que señaló el investigador se refiere a la simultaneidad de los temblores telúricos: ”Por primera vez vamos a experimentar en el planeta terremotos en simultáneo y también van a ir en aceleración los problemas de cambio climático, de movimientos sísmicos y erupciones volcánicas. El pasado 11 de abril se sintieron 30 terremotos de mas de 5 puntos en el planeta y además cuatro de gran envergadura, de 6.5, 6.8, 8.2 y 8.9 en la escala de Ritcher, sin tener en cuenta varios terremotos menores a 5 puntos, todo en un solo día”, señaló Seguessa.



Via: Ecologico

0 comentarios: