Una especie de tornado infernal asolo Buenos Aires



(Buenos Aires, 5 abril. EFE).- Al menos seis personas murieron y otras diez resultaron heridas a raíz del fuerte temporal de lluvia y granizo, con vientos superiores a los 120 kilómetros por hora, que azotó anoche a Buenos Aires y su cinturón urbano, informaron hoy fuentes oficiales.

Las calles de la capital argentina y sus alrededores amanecieron este jueves con numerosas calles bloqueadas por la caída de árboles y postes de luz, además de las inundaciones y otros destrozos que causó la tormenta.

El temporal, que se extendió hasta esta madrugada en algunas zonas, también ocasionó cortes de energía eléctrica en numerosos barrios y la interrupción de servicios de trenes que parten de la ciudad.

También motivó complicaciones en el tránsito, en momentos en que miles de personas viajan a distintos puntos del país por la Semana Santa.

Tres personas murieron en un asentamiento del barrio porteño de Barracas cuando cayó sobre ellos el techo de la vivienda precaria en la que residían, en tanto otro hombre falleció en la zona de Flores al caer una medianera, señalaron portavoces policiales.

En la localidad bonaerense de Gonnet, una joven murió al caer sobre ella un árbol, mientras que en Avellaneda falleció una mujer de 52 años cuando parte de un galpón se desplomó sobre su vivienda.

En la ciudad bonaerense de Claypole, otras diez personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, a raíz de la caída del techo de una iglesia.

“Voló el tinglado de una iglesia y cayó sobre las víctimas que estaban en la parada de colectivos (ómnibus) a unos 40 metros de distancia”, dijeron portavoces de los bomberos.


Además, numerosos automóviles fueron aplastados a raíz de la caída de árboles, postes, carteles, antenas y techos en varios barrios de la capital y sus alrededores.

El temporal fue “casi un tornado, una cosa infernal”, definió el ministro de Espacio Público de Buenos Aires, Diego Santilli, quien estimó que durante toda la jornada de hoy deberán realizar trabajos en la vía pública para solucionar los inconvenientes.

En el barrio porteño de Constitución, incluso, la antena de una emisora radial cayó sobre una terminal de ómnibus que circula por la ciudad, lo que afectó al menos ocho vehículos, aunque no causó heridos.


0 comentarios: