Isaac provoca inundaciones y deja 18 muertos



El huracán Isaac azotó este miércoles el sur de Luisiana con vientos fuertes y lluvias torrenciales, ocasionando el desbordamiento de un dique.

El agua fluyó sobre la parte superior de una defensa contra inundaciones en el sureste de la ciudad. Se espera que en la tarde de mañana llegue a Nueva Orleans, a siete años después del día en que el huracán Katrina devastó la ciudad.

“Los funcionarios de manejo de emergencias en Plaquemines Parish reportaron el desbordamiento de un dique en el margen oriental desde Braithwaite a White Ditch. Esto dará lugar a inundaciones significativamente profundas en esta área”, dijo el Servicio Meteorológico Nacional, según el sitio web de The Weather Channel.

Isaac es el primer huracán que toca tierra en Estados Unidos esta temporada. Si bien no es tan fuerte como Katrina -que era una tormenta de categoría 3 cuando golpeó a la ciudad el 29 de agosto del 2005-, Isaac todavía es un poderoso recordatorio de la vulnerabilidad de Nueva Orleans.

El huracán de categoría 1 será la primera prueba de las defensas contra inundaciones de miles de millones de dólares construidas después de que los diques cedieron bajo las marejadas de Katrina, dejando grandes zonas de tierras bajas inundadas en Nueva Orleans.

El Centro Nacional de Huracanes advirtió el martes en la noche que Isaac y sus vientos de 130 kilómetros por hora producían peligrosas oleadas, y que se esperan inundaciones provocadas por las fuertes lluvias.

Isaac también pondrá a prueba la voluntad de los funcionarios y la preparación de una ciudad y región donde unas 1.800 personas murieron en el huracán del 2005, el desastre natural más costoso en la historia de Estados Unidos.

Funcionarios desde el alcalde de Nueva Orleans y el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, han luchado por adelantarse al impacto de la tormenta, conscientes del caos y los frustrados esfuerzos de alivio tras el paso de Katrina.

El alcalde Mitch Landrieu aseguró a los residentes que en esta ocasión, “su ciudad es segura”, y dijo que los servicios de emergencia están listos para misiones de búsqueda y rescate.

“Estamos en el corazón de esta lucha”, dijo Landrieu una conferencia de prensa. “Estamos en la fase de resguardo”, agregó.

Cerca de 1.000 soldados de la Guardia Nacional en vehículos militares se apostaron en las calles de Nueva Orleans, en su mayoría desiertas, blandiendo rifles de asalto para mantener el orden. Patrullas de la policía patrullaban las calles oscuras con luces azules parpadeando.

Obama instó a los residentes a hacer caso a las advertencias y ponerse a cubierto, y dijo que ahora “no es el momento para tentar a la suerte”. El emitió declaraciones de emergencia para Luisiana y Misisipi a principios de esta semana. (Reporte adicional de Ben Gruber en Nueva Orleans, Emily Le Coz en Tupelo, Misisipi, Kristen Hays, Erwin Seba, Chris Baltimore en Houston, y Ellen Wullhorst en Nueva Orleans; Escrito por Anna Driver y Ros Krasny. Editado en español por Carlos Aliaga)

1 comentarios:

Muñekita Cat dijo...

Tu web está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

Espero tu respuesta a munekitacate@gmail.com
saludos